Skip navigation

Archivo de la etiqueta: Poor Boy

20070608003529-tristeza.jpg

Si hay algo maravilloso que nos brinda la música es el efecto banda de sonido de nuestra vida (perdón el lugar común), y que mejor que escuchar una canción triste cuando tenemos el alma rota.
No soporto a la gente que cuando esta triste porque la novia lo dejo quiere ir de marcha y escuchar King Africa con los amigotes saltando a su alrededor y poniendo cara de idiota felíz. Se que en alguna parte de su alma quiere estar llorando en el parque del Retiro en otoño mientras “Poor Boy” de Nick Drake suena de fondo.
“Estamos tristes porque escuchamos música pop o la música pop nos convierte en personas tristes” la frase de Nick Hornby de su libro Alta Fidelidad divide a la humanidad. Recuerdo que empecé a prestarle atención a las letras de tango después de que me hicieran trizas el corazón. La letra del tango “ Como dos extraños” (especialmente la versión de Roberto Goyeneche del disco “Tangos del Sur”) me pone la piel de gallina y entiendo perfectamente el encuentro/desencuentro que narra porque lo viví en carne propia, este es mi caso y al menos el de unos 300 millones de personas más.
Y ya en un plan total de morbosidad les cuento que yo practico este ejercicio como rutina de infelicidad. A veces la vida me lleva por buenos momentos en los que no tengo porque estar mal o deprimido. Entonces cuando siento que viene algo parecido a una sensación de felicidad busco desesperadamente algo que me tire el alma al piso; casi siempre termino escuchando “She” de Gram Parsons o “Everybody’s Gotta Learn Sometimes” (versión Beck), y ante los primeros acordes siento como toda la tristeza me invade, y misteriosamente, me siento mas estable.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.