Skip navigation

Captura de pantalla 2013-04-18 a la(s) 00.21.34

Todo comenzó en un restaurante peruano hace un par de meses comiendo con Mr. G (AKA @MusicaMaldita). Aún no sabemos si fue el ceviche o la emoción natural del encuentro, pero en un momento de la conversación todo llevó a dar vida a este pequeño Frankenstein. Un engendro que surge ante la necesidad de crear una zona de confort para todos aquellos que amamos la música, y la amamos mucho más profundamente si se reproduce a través de una aguja surcando un vinilo a 33 rpm.

Así nace Tupperdisc, de una charla entre dos amigos de toda la vida que se dejaron un montón de dinero (y muchos memorables recuerdos) comprando discos en tiendas. Sí, hace unos años -no muchos- La música se compraba, y llegaba a tus oídos contenida en un soporte físico, y no te imaginas lo enormemente placentero que era abrir el envoltorio, colocarlo en tu plato y hacerlo sonar mientras leías las letras, estudiabas la portada y olías la tinta de la impresión. Para muchos esto puede resultar ridículo, pero para nosotros lo era todo, la música alteraba nuestros sentidos de una manera maravillosa.

Y como la necesidad tiene cara de hereje -y cada vez quedan menos tiendas- nos preguntamos si éramos capaces de crear un evento itinerante de música en vinilo. Tomando la idea de las clásicas reuniones de Tupperware a las que asistían nuestras madres (vuestras abuelas) nos convertimos en un par de locos errantes con una maleta repleta de discos (y un plato donde hacerlos sonar) que aparcan donde los dejan y comparten la música con otros locos que disfrutan de la misma manera.

La primera experiencia surgió gracias a unas lentejas. Hablando con el amigo @PascualDrake de cosas de la vida, le conté sobre esta locura y se sumó sin dudarlo, fueron necesarios unos minutos y un par de cervezas para tener listo el primer #VinylAndVines, un maridaje de música en vinilo y vinos organizado por Enolobox y Tupperdisc.

El punto de encuentro fue la maravillosa tienda La Carta de Vinos donde convocámos a amigos cercanos a disfrutar de la experiencia (gracias por ser nuestras cobayas). El resultado no pudo ser más satisfactorio. El vino y la música se mezclaban con la conversación y las risas. Lo que nació como un experimento se convirtió en un encuentro que repetiremos en breve, y esperamos muchas veces más.

Esto es solo el principio, se vienen muchas más novedades, experimentos y locuras donde pueden encontrarnos, si les apetece nos pueden seguir en @tupperdisc, los esperamos con ganas de escuchar música, allí donde nos dejen sonar.

Les dejo aqui el post que escribió la gente de Yorokobu sobre el primer #VinylAndVines y algunas fotos (gracias @fatynap @abarbero @finareta) del primer encuentro.

bcb0c3f2a2cd11e2b45222000a1f97b0_7 601e8bfca2c711e2bd8822000a9d0df8_7 6f59f63ea2df11e28e2d22000a1fbe71_7 f808a1e4a41d11e28c3122000aa80097_7 95cb7778a2d211e2880f22000a1f9ca7_7

About these ads

2 Comments

  1. Following!

  2. Que padre, muy bonitas fotos.. comparto esa sensación de tener un LP, aun conservo aquellos que me acompañaron en el trayecto de mi vida!
    Saludos..


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: